Oferta en la uni

Les pido perdón por haber desaparecido últimamente de sus pantallas. Antes son las obligaciones, y escribir no es una de ellas. No pensaba retomar el blog todavía, pero algún seguidor ya me estaba preguntando cuándo iba a publicar algo. Temas no me faltan, porque ¡menudo veranito! Ahora que empieza el curso escolar, traigo a colación una noticia que seguramente ya han oído o leído por ahí: El PSOE propone que las carreras científicas o técnicas sean gratis para mujeres el primer año

Como mujer que ha estudiado una carrera de letras-letras, me quedé al leer esto entre la perplejidad y el cabreo monumental. Para empezar, Mamá y Papá PSOE (por lo de la perspectiva de género, ejem) demuestran así velar por el futuro de las mujeres, esas tontitas del trasero que no tienen criterio ni capacidad de elección al enfrentarse a la universidad. Bonitas mías, aquí está el Gobierno-En-Funciones para daros la oportunidad de vuestras vidas: estudiar algo de ciencias sin pagar un euro el primer año. Así, si luego os pegáis el batacazo porque no es lo que queríais, solo habréis perdido un curso, pero nada de dinerito. ¿A que mola la idea? De paso, demostramos al mundo entero que las mujeres también podéis ser grandes matemáticas, físicas, biólogas e ingenieras, que tenéis cerebro debajo de las mechas rubias. ¡Abajo la brecha salarial, los techos de cristal y… a quemar los sujetadores!

Elegir estudios superiores no es algo para tomar a risa. En muchos casos, va a definir nuestro futuro laboral, pero no siempre. Recuerdo otra noticia reciente: un chico de Valencia que había sacado un 14 en la Evau manifestaba su deseo de dedicarse a las artes escénicas por delante de estudiar Matemáticas o Medicina en la universidad Uno de los ’14’ valencianos en Selectividad quiere ser actor Hasta el Presi Sánchez se hizo eco de la noticia y le felicitó delante de los micrófonos con estas palabras: «Ha elegido lo que mueve sus sueños, y para eso está la educación, para sacar lo mejor que cada uno puede dar a la sociedad y a sí mismo». Dos preguntas le hago yo a Pedro Sánchez: si las mujeres optan por una carrera científica gratuita el primer año, ¿han elegido también lo que mueve sus sueños? Y, si esta historia la hubiera protagonizado una chica, ¿hubiese dicho lo mismo?

accomplishment ceremony education graduation

Photo by Pixabay on Pexels.com

La educación está para sacar lo mejor que cada uno puede dar a la sociedad y a sí mismo. Sánchez dixit. La tendencia progre de equiparar a hombres y mujeres para lo que conviene a algunos está llevando sin remedio al olvido una cuestión impepinable: mujeres y hombres seguimos siendo biológicamente diferentes en algunos aspectos. Con las debidas excepciones, las mujeres se inclinan más por carreras “humanas” o que impliquen trabajar con personas: ciencias de la salud, docencia, psicología, ciencias de la información o derecho. Los hombres (con las debidas excepciones, repito) son más de estudios técnicos, de números por así decirlo. Además, las mujeres hace años que son mayoría en las universidades españolas. ¿Qué importa si estudian ciencias o letras? ¿Está dando a entender el PSOE que quienes estudian letras aportan menos a la sociedad? ¿Vale más una mujer que ha estudiado Bioquímica que una que ha estudiado Filosofía? ¿Todo vale para lograr las cuotas paritarias en todos los ámbitos?

Debería premiarse el acceso a la universidad de los mejores expedientes, de los estudiantes sin recursos económicos que han brillado en sus bachilleratos y Evau. Becas hay, y puede haber, de todos los tipos y colores. Pero premiar en función de si haces pis de pie o sentada está muy feo, es discriminación positiva. ¿Qué dirán los enfermeros, los maestros, los pedagogos, los cuidadores infantiles? A ellos no les ha pagado nadie el primer año. Y estuvieron en franca minoría respecto de sus compañeras de pupitre.

Así nos luce el pelo, que pesa más en la balanza la paridad que el mérito. El saber catalán que el ser un buen médico o pediatra. El haber hecho cursos sobre perspectiva de género que el tener un currículum de altura. El ser mujer para ocupar un ministerio que saber realmente de qué trata ese ministerio. No sé ustedes, pero yo sigo creyendo en la meritocracia. Lo triste es que aún habrá mujeres que llorarán de alegría ante la propuesta del PSOE y dirán con regocijo “¡qué majo es este gobierno!”

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s