Todos al cole

Me entusiasma que las familias podamos tomar parte en las actividades escolares de nuestros hijos. Desde que empezó su vida escolar, primero del mayor y ahora de la pequeña, he podido colaborar en diferentes momentos con los profesores y con otros padres del colegio. Desde este curso he formado parte de los llamados grupos interactivos en primaria. Esta actividad tiene lugar una sesión por semana, y consiste en dividir a los alumnos en grupos de cuatro o cinco. Cada grupo tiene un adulto responsable de encauzar y guiar la actividad; puede ser un profesor o un voluntario, que casi siempre son (somos) madres de alumnos. En intervalos de unos diez minutos, los alumnos realizan la actividad del grupo en el que están sentados, que puede ser de matemáticas, lectoescritura, vocabulario, practicar las horas, juegos de lógica espacial, etc. Cuando suena la alarma, cambian de mesas y el siguiente grupo rota y se sienta. De este modo, el voluntario no se mueve sino que son los niños quienes cambian de actividad. No es mi profesión y por eso no sabría decir los numerosos beneficios pedagógicos de esta metodología, pero como madre veo que los alumnos están muy motivados: se les ilumina la cara cuando ven entrar a las mamis en su aula.

Sigue leyendo

Carpe diem

Anoche vi en la tele a Risto Mejide y su Chester. La primera invitada de su sofá fue la actriz y cómica Yolanda Ramos, y no voy a contar aquí de qué trató la ¿entrevista?, sino que voy a rescatar un comentario de ella acerca de los cincuenta tacos que acumula en el mundo y en el carné de identidad. Dejo aquí el programa completo por si alguien tiene curiosidad: Chester: Smile. Programa completo

Decía Ramos que, al haber cumplido ya el medio siglo, era consciente de que, aun en el improbable supuesto de que llegara a alcanzar los cien años de vida, tan solo le quedarían por vivir otros cincuenta, y que si se pasaban tan rápido como esos cincuenta primeros, estaba la cosa muy jodida, con perdón. El público que había en el plató rio como si hubiera dicho un disparate, y el propio Risto parecía quitarle hierro al asunto, pero ella insistía muy seria -a pesar de su vis cómica- en la inminencia de su muerte. De la suya y de la de todos, pareció recordar al respetable.

Sigue leyendo

Tengo afasia de género, criaturas

Llevo un rato con sudores fríos pensando en mi afasia de género. Es una dolencia nueva que me empieza a aquejar y que creo (no creo, lo sé con seguridad) no superaré nunca a no ser que me trasplanten un cerebro nuevo. La afasia de género impide a quien la padece expresarse, tanto oralmente como por escrito, según los nuevos cánones de lenguaje inclusivo.

Javier Lambán obligará a sus funcionarios a decir “criatura” en lugar de niño o niña

Les invito a leer este documento, elaborado al parecer por un doctor en Lingüística, por mandato de quienes gobiernan en Aragón, los socialistas. ¿O socialistos? Por lo visto quieren que la administración pública aragonesa sea respetuosa en sus formularios, escritos, instancias, etc. y al dirigirse a los ciudadanos. Respetuosa en cuanto al género, que seguro que en lo demás ya eran muy, pero que muy, respetuosos.

Lenguaje inclusivo con perspectiva de género. Gobierno de Aragón

Son 65 páginas que darían para una réplica casi punto por punto. Reconozco que algunas recomendaciones tienen bastante sentido, y aquí me falta espacio para hablar de todas ellas y de las que no tienen sentido ninguno, en mi humilde opinión. Como no quiero aburrir, voy a centrarme en un par de cosillas bastante llamativas.

Sigue leyendo